Aquella persona que ha puesto su fe y confianza en la persona de Jesucristo, que reconoce que Él murió en la cruz como pago por todos los pecados personales de cada uno de nosotros y que resucitó al tercer día para obtener la victoria sobre la muerte, para dar la vida eterna a todos los que creamos en Él.

Más a todos lo que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. Juan 1: 12

Un verdadero cristiano es en verdad un hijo de Dios, una parte de la verdadera familia de Dios, y uno a quien le ha sido dado una nueva vida en Cristo. Por lo tanto Dios pone un deseo en el corazón del cristiano de cambiar totalmente su estilo de vida y le incentiva a llevar una vida santa y pura. La marca de un cristiano verdadero es demostrar amor hacia los demás y la obediencia a la Palabra de Dios. Esto lo vemos en 1 Juan 2:4 y en 1 Juan 2:10.

Recuerda, ser cristiano es mas que creer en Dios e ir a la iglesia.  Es reconocer que Jesús murió para perdonar nuestros pecados.  Debemos, entonces, arrepentirnos de nuestros pecados y reconocer a Jesús como nuestro Señor.

Para entender esto mejor he preparado una sección llamada: El Plan de Salvación, en donde encontrarás un resumen de que significa esto.