La Vida en Cristo se refleja en nuestro caminar y en el vivir en Fe. La fe es un don de Dios y es la esencia de nuestra salvación. Sin Fe nunca podríamos ser salvos. La fe puede ser definida como “tener confianza, certeza o seguridad en otra persona y en la palabra de esa persona”. Tener fe en Dios lleva consigo un cambio de confianza, en lugar de en uno mismo, en El.

La fe es el lazo que nos une a Cristo. El punto de unión con él. La fe no es una actitud mental hacia los problemas, ni tampoco la afiliación personal a una iglesia. La fe no es solo una “salida” o “posible solución” a nuestros problemas. La fe es Convicción. Por eso es que somos llamados a vivir bajo la convicción de que Jesús es el Señor.

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Hebreos 11:1
Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá. Romanos 1: 17

SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS

Esta es una poderosa declaración acerca de la fe como una forma de vida! Es la fe de cada persona la que guía a lo largo de la vida. Este versículo es citado para mostrar que Dios siempre ha enseñado que Sus siervos verdaderos deben tener fe real. La fe es muy importante en la vida del creyente ya que sin ella no podemos agradar a Dios.

  • En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan. Hebreos 11:6
  • Como recibimos a Cristo, así debemos andar en él. Lo recibimos por la fe. Andemos por la fe. Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él; arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracias. Colosenses 2:6-7
  • Porque por fe andamos, no por vista. 2 Corintios 5:7

Por medio de la fe, y por la acción de la Fe, es que podemos llevar a cabo nuestras responsabilidades. Es la Fe la que nos mueve a alabar a Dios. La fe nos permite recibir con humildad la palabra de Dios por medio del discipulado. Así mismo, por la fe es que podemos convivir, aceptar y tolerar a nuestros hermanos en Cristo. Estamos unidos a ellos por el lazo de Jesucristo. Y es por la fe que podemos servir con entrega y compromiso a un mundo que necesita esperanza.

Sin Fe, sería imposible cumplir con nuestras responsabilidades como cristianos, y por lo tanto esto no agradaría a Dios. Sin fe no podemos adorar, no tendremos las fuerzas ni el deseo de aprender ni servir.

MÁS EL JUSTO POR LA FE VIVIRA

Como cristianos debemos de caminar y vivir por fe, con la seguridad y confianza puesta en Dios y no en las circunstancias. Es poder ver lo invisible, lo que Dios ha prometido, cuando aún no lo tenemos. Es no depender de nuestra razón, sino de lo que dice la palabra de Dios.

Cada día debemos de poner nuestra vida en las manos de Dios. Esto significa que debemos de estar dispuestos a obedecer y seguir su voluntad. Algunas veces la voluntad de Dios va en contra de lo que nosotros pensamos, por ejemplo:

  • Una persona enferma va al doctor quien le dice que su condición no tiene cura. Esta persona, de acuerdo a su razonamiento, acepta lo que el doctor le dice, pero de acuerdo a su Fe ora y cree que Dios le puede sanar. La ciencia dice “no hay cura”, pero la fe dice “y por sus llagas fuimos todos curados” Isaías 53: 5
  • Una persona tiene muchos problemas y que parecen no tener solución. Su pensamiento y razón le dicen que todo está perdido, por lo tanto la persona se estresa, entristece y hasta deprime. Pero vivir en fe significa que en Jesús podemos encontrar paz, aún en medio de la angustia.

NUESTRAS OBRAS SON EL RESULTADO DE LA FE

Una persona que vive en fe, actúa en base a ella. La Fe se refleja en las obras que hacemos. Vivir en Fe no es solamente creer, sino hacer.

  • Hermanos míos, de qué le sirve a uno alegar que tiene fe, si no tiene obras? ¿Acaso podrá salvarlo esa fe? Supongamos que un hermano o una hermana no tienen con qué vestirse y carecen del alimento diario, y uno de ustedes les dice: «Que les vaya bien; abríguense y coman hasta saciarse», pero no les da lo necesario para el cuerpo. ¿De qué servirá eso? Así también la fe por sí sola, si no tiene obras, está muerta. Sin embargo, alguien dirá: «Tú tienes fe, y yo tengo obras.» Pues bien, muéstrame tu fe sin las obras, y yo te mostraré la fe por mis obras. Santiago 2:14-18

Nuestras obras… como vivimos y nuestra reacción a las necesidades de los que están a nuestro alrededor… son una prueba de la realidad de nuestra fe. Nuestras acciones deben reflejar la fe viva dentro de nosotros.

• Más por cuanto por la ley ninguno se justifica para con Dios, queda manifiesto: Que el justo por la fe vivirá. Gálatas 3:11

COMO SE DESARROLLA LA FE?

Una de las preguntas más comunes que me han hecho es: Como puedo desarrollar la fe? Creo que las personas tienen un deseo sincero de crecer en fe, pero no entienden cómo lograrlo, por lo tanto se desaniman y su fe permanece igual o en algunos casos disminuye.

Lamentablemente es más fácil “perder” la fe que hacerla crecer. Los problemas, aflicciones y situaciones difíciles hacen que dudemos de la existencia de Dios. En el mundo hay tanta maldad que ha hecho que la gente deje de creer en Dios. Esto no debe de desanimarnos, Jesús ya nos había advertido esto.

  • En aquellos tiempos muchos se apartarán de la fe. Mateo 24:10

Así como la Biblia nos advirtió sobre esto, también en ella encontramos consejos y ayuda para poder afrontar esta situación y desarrollar nuestra fe.

1. Nuestra fe aumenta por medio de oír la Palabra de Dios.

Luego la fe es por el oír; y el oír por la palabra de Dios. Romanos 10:17

El primer paso es oír el mensaje del evangelio; escuchar la Palabra de Dios. Cada enseñanza bíblica y predicaciones continuarán aumentando nuestra fe. Cuanto más escuchamos la Palabra de Dios, lo más nuestra fe ha de aumentar.

Oír la palabra no solamente aplica a sermones, predicaciones o clases, sino también a cualquier cosa que anuncie y declare la palabra de Dios, ya sea música o arte. La música es un gran recurso para crecer en Fe. (Si deseas saber más de como la música puede afectar nuestra vida espiritual, visita http://www.cesardepaz.com)

Conforme la fe aumenta más fácil será vivir una vida santa y defendernos contra los ataques espirituales del enemigo. Por eso es tan importante que nos congreguemos en la iglesia o en grupos para estudiar la Biblia y recibir palabra de Dios.

2. Nuestra Fe crece conforme la ponemos en práctica

Hay un dicho muy conocido que dice: “La práctica hace al maestro”. Ciertamente, cuando ponemos nuestra fe en acción, ésta crece conforme actuamos y de la misma manera, si nunca usamos nuestra fe, entonces no podrá crecer.

Al principio cuesta un poco. Hay muchas dudas en nuestra mente. Esto es normal. Dios puede hacer milagros, pero El los hace a través nuestro, así que debemos de activar nuestra fe. Recuerde que no somos nosotros lo que hacemos el milagro; es el PODER de Dios por medio nuestro.

Debemos de creer y confiar en Dios

La fe viene cuando recibimos la palabra de Dios y la fe crece cuando la ponemos en práctica. Quizás este ejemplo nos ayudará a entenderla mejor:

  • Una mujer en la iglesia está enferma y con mucho dolor.
    • La palabra de Dios dice que Él puede sanar todas nuestras dolencias. (Salmo 103: 3). Cuando recibimos y creemos en esta palabra, nuestra Fe es activada.
    • Ahora que creemos, entonces vamos a pedirle a Dios que sane a esta mujer de su enfermedad. Ahí empieza a crecer nuestra Fe. Es en ese momento que nuestra fe se desarrolla independientemente si el milagro ocurre o no.

Como dije anteriormente, es más fácil desanimarnos porque no vemos los resultados de nuestra Fe, que hacerla crecer. Sin embargo, yo le animo a que siga creyendo y teniendo fe en Dios. Ponga esa fe en acción y poco a poco va a ver como Dios mueve su mano de una manera especial.

 

 


 

Como cristianos debemos aprender a caminar y vivir en fe ya que sin ella es imposible agradar a Dios.