El primer paso para desarrollar nuestra vida espiritual es la adoración, la cual va mucho más allá de hacer “algo religioso”. Es mucho más que cantar, leer la Biblia, orar, ofrendar. Estas cosas son solo formas para adorar a Dios.

La adoración es un estilo de vida. Es agradar a Dios en todo lo que hacemos. En nuestro trabajo, en la escuela, en nuestro hogar… Jesús dijo en Mateo 22:37 que lo más importante es “Amar a Dios con todo nuestro corazón, con todo nuestro ser y toda nuestra mente”. Amarlo no solo en la iglesia, si no todo el tiempo. Es querer agradar a Dios en todo lo que hacemos.

A Dios le interesa más un corazón sincero que le ame, que una simple rutina. La adoración es y deber ser constante. Pablo dice en Romanos 12 que debemos de entregarnos a Dios en sacrificio vivo y agradable a Dios. Cuando adoramos, reconocemos que Dios en nuestro Señor.

  • Grande es Jehová y digno de suprema alabanza. Salmo 145: 3

También es importante que aprendamos a alabar a Dios en todo momento. La adoración no debe depender de nuestras emociones, sino que debe ser una decisión. Dios es bueno, fiel, justo, santo y por estas cosas y más, podemos adorarle.

  • Bendice Alma mía a Jehová, y bendiga todo mi ser su santo nombre. Salmo 103: 1

En esta sección encontrarás diferentes mensajes acerca del tema del crecimiento espiritual por medio de la adoración:

***** La Alabanza Redirige Nuestros Pensamientos Hacia Dios

***** La Alabanza es una Decisión

.