Delante de Dios no Necesitas Filtros

En un mundo en donde anhelamos ser aceptados por los demás, muchas veces queremos aparentar lo que no somos.  Hay manchas, arrugas y cicatricez que queremos esconder porque quizas nos averguenzan o no nos hacen ver tan “atractivos y felices” como quisieramos ser.

Hay muchas aplicaciones que ayudan a verse “mejor” y presentar una versión mejorada de quienes somos.   Estas aplicaciones podrán ayudar nuestro exterior pero no nuestro interior.  Ninguna aplicación del mundo puede ocultar delante de Dios nuestras imperfecciones. 

Toma en cuenta estas 2 cosas:

1-  Dios te ama tal y como eres

Dios te creo, te conoce mucho mejor de lo que tu te conoces a ti mismo.  Dios sabe que tienes una nariz grande o pequeña.  El sabe que tienes un par de libras de mas o que, quizas, te falten algunas.  Dios sabe de donde salieron esas marcas y cicatricez.

No hay necesidad de usar filtros para ocultar o mejorar estas cosas.  Dios te acepta tal y cómo y eres.

2- El único filtro que funciona es la SANGRE DE CRISTO

Pero sabes que?  Delante de Dios el único filtro que funciona es la SANGRE DE CRISTO que nos limpia y purifica de todo pecado.  Lo único que nos hace aptos para presentarnos delante de Dios, es la sangre de Cristo.  No son nuestras obras, nuestra apariencia, o el numero de seguidores que tenemos los que nos ganan la aprobación de Dios.

Hoy quiero animarte dejar a un lado los filtros y las máscaras.  No tengas temor y acércate a Dios tal y como eres que Dios te ama y te esta esperando con brazos abiertos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s